En el mundo, existen numerosas leyendas que hablan de todo tipo de cosas, desde jinetes sin cabeza, muertos que deambulan por los pasillos de hospitales, fantasmas que recorren las calles de Japón buscando a una pobre alma para ponerle fin a sus días, e incluso leyendas tan intrigantes como la del chupacabras. Y son las mismas personas quienes les dan cabida en sus vidas porque, hay que afrontarlo, al ser humano le fascina asustarse; de ahí que uno de los géneros de películas que más proliferan sea el género del terror.

Cuando hablamos de leyendas sobre criaturas desconocidas y seres malvados, América tiene un buen número de estas; el chupacabras, Pie Grande, y la que conocerán el día de hoy: El Wendigo. Esta criatura se mueve sin ningún tipo de contención por los bosques norteamericanos, y muy pocos han sobrevivido para contar la historia de su avistamiento, pues se dice que la malvada bestia gusta de devorar humanos cual exquisito manjar. Si deambulas por los bosques americanos sin ningún tipo de cuidado o control, y más si es por la noche, entonces es mejor que temas, porque puede que tras la espesura de los bosques, el wendigo esté esperando para darse un banquete con tus huesos.

La traducción de este nombre y algunos datos de la criatura

Esta leyenda tiene su nombre de muchas culturas, por lo tanto existen muchas traducciones para el nombre del wendigo; en una de ellas, este nombre significa “espíritu maléfico que devora humanos”, por su manera de ser. En esta cultura se encuentra considerado como un espectro o espíritu que adquiere una forma corpórea únicamente en el momento de asesinar a alguien y devorarle.

Otra de las traducciones vinculadas al nombre de la bestia, es la de simplemente “caníbal”. Pues se considera que estas criaturas son, en primeros tiempos, seres humanos, que han sido transformados en bestias por acción de una maldición o de sus propios deseos y lazos malvados, y que estos hacen que su castigo por la eternidad sea devorar la carne de otros seres humanos.

Los wendigos, o wendigoags como se les conoce como raza, se contentan con devorar a los seres humanos que aparecen en su territorio; no obstante, nunca están saciados. Podrían devorar un contingente entero de soldados y encontrarse aún hambrientos tras terminar con el último, y esto es porque su maldición no les deja saciarse, y al mismo tiempo su naturaleza humana hace que les cause dolor comerse a otros seres humanos.

Las historias del wendigo

Existen numerosas leyendas e historias que hablan sobre la naturaleza de la bestia y la forma en que surge para devorar. Una de estas versiones cuenta que un wendigo es en primera instancia un ser humano, que se ve transformado en esta criatura horrorosa tras haber recurrido al canibalismo. Algo al más puro estilo de Hannibal Lecter.

Indistintamente si eres un caníbal de verdad, y disfrutas de comer la carne de los seres humanos, o te encuentras perdido y has tenido que recurrir al canibalismo para sobrevivir, se dice que cuando recurres a este, los espíritus maléficos de los wendigos estarán ahí, para hacerte uno de los suyos nada más termines de comer. Una vez que encuentres lugar en esta macabra tribu, no podrás saciarte jamás de la carne humana, y eso será lo único que podrás comer por la eternidad.

Otra versión cuenta que el primero de estos seres fue un guerrero indio que necesitaba proteger a su tribu de los colonizadores. Para poder cumplir su deseo, se dice que el guerrero hizo un pacto con el diablo, y este accedió a convertirlo en algo que se encargaría de alejar a todos los forasteros de su tribu. El hombre aceptó, y en el momento de estrechar la mano del diablo se convirtió en esta criatura.

Su trabajo consistió en devorar a los conquistadores que pasasen por la tribu. Comía sus cuerpos como si fuese el más exquisito manjar, pero si alguno escapaba con un arañazo, este sufría el mismo destino, y se transformaría en un wendigo también.

Una vez que hubo terminado con el trabajo que le fue encomendado su tribu, llena de miedo, lo echaron de ahí, pues temían que ahora que estaban a salvo decidiera usarlos para saciar su hambre. Lo desterraron a los bosques, y tiempo después los conquistadores volvieron. Nada más se supo de aquella tribu; pero el guerrero perdido continúa vagando por los bosques con su nueva tribu de caníbales.

La apariencia del monstruo

El hecho de que tengan un hambre insaciable, se refleja en su aspecto amenazador; pues los wendigos son criaturas de una delgadez extrema, que les recuerda el hecho de que no importa cuánto coman, jamás podrán saciarse. Los testigos afirman que su altura es de cerca de unos 4mts, y que poseen grandes zarpas con las cuales desgarran a sus víctimas para abrirles las entrañas y comerlas por completo.

En algunos casos se pueden pensar como exageraciones, pero en lo que sí coinciden la mayoría de las personas que hablan de los wendigos, es en que son muy altos y delgados, con apariencia de cadáveres en muchos casos, con ojos y pie cetrina, colmillos amarillentos y largas lenguas que causan terror en las víctimas. Poseen enormes garras para desgarrar los cuerpos de sus pobres víctimas, y son capaces de proferir un aullido que hiela la sangre y que deja paralizado al pobre que deambule por sus bosques en la noche.

Wendigo

Cómo salvar al ser humano dentro de la criatura

Como ya se mencionaba con anterioridad, dentro de la bestia se encuentra un ser humano que se encuentra atrapado en su interior. Se dice que es en su corazón en donde la pobre alma angustiada se halla, y en muchas culturas se afirma que existe una manera de salvar a la persona dentro de la bestia. No obstante, muy pocos conocen la manera, y al momento de ser atacados por uno lo más lógico se convierte en darle muerte. Entonces no hay registros de que alguien haya salvado a uno de estos seres.

La forma en que se le da paz al ser humano finalmente debe ser la muerte, pues es la manera más sencilla de lograrlo, pues al matar a la criatura, matas también al humano, que puede subir como un espíritu libre de las ataduras de la bestia.

Dónde encontrar a la bestia

Según se sabe y se cuenta, la bestia puede ser hallada en los bosques de Estados Unidos. Más que nada en los lugares que alguna vez pertenecieron a una tribu indígena. Las personas de estas tribus son los espíritus malignos que han corrompido y tomado a seres humanos, y destruido sus mentes de forma tal que ahora habitan en ellos.

Lo ideal, si esperas encontrar a una de estas criaturas, es decirte que mejor no lo intentes, si no quieres correr el riesgo de sufrir una muerte aterradora. Pero si aun así deseas seguir con tu cometido, puede encontrarlos en los bosques, las noches de luna nueva en lugares como Indiana, Minnesota y en realidad en muchos estados del país. Sabrás que lo has encontrado una vez que escuches su estremecedor chillido, pero si te quedas paralizado del miedo, mejor que te prepares para lo que viene