Recientemente se ha colado por internet un video (incluso cadenas en redes sociales) acerca de una niña que aparece de noche y en medio de la nada, a viajeros distraídos por la carretera de Sintra en Portugal, ¿la quieres conocer? Seguro que no, pero déjame decirte que no es el único lugar en donde la puedes encontrar.

Esta noticia se popularizo en la red social Instagram, donde empezó a circular una cadena en el cual se citaba a Teresa Fidalgo, como una joven adolescente, muerta de forma trágica en un accidente automovilístico por el año 1983 y que si no pegabas ese mensaje en 20 muros ibas a dormir con ella para toda la eternidad. Muy moderna ¿no? Evidentemente esta cadena la habrá inventado algún ocioso de la red y muchas personas incrédulas cayeron en ella. Lo que llama la atención es que esta historia surgió de un aterrador video donde existe evidencia de su presencia…

Una contundente evidencia

En el año 2003 se dio a conocer un video bastante impactante, protagonizado por 3 jóvenes que salieron en su auto hacia una fiesta a altas horas de la noche, Tiago, David y Tania. Uno de ellos, David, estaba bastante emocionado pues estrenaba una Cámara de video que podía capturar imagen en modo visión nocturna.

El video que se llegó a conocer y posteriormente seria difundido por el internet (y hasta hoy en día sigue rodando por diferentes foros y redes sociales) fue grabado por el mismo David y su nueva cámara.

A lo largo del video se puede observar como los tres jóvenes van llevando conversaciones casuales propias de la edad, no obstante, se pierden en el camino entrando en una zona montañosa, poco habitada y con escaza iluminación. Pasado un tiempo se percatan de su error y deciden regresar. En su camino de vuelta, Tania comienza a sentir escalofríos en el cuerpo y dice reiteradas veces que tiene malos presentimientos.

Pasado algunos minutos, uno de ellos divisa a la distancia una silueta blanca que resalta en la noche. Tiago quien iba al volante empieza a reducir la velocidad y pueden distinguir a una joven hermosa que portaba un modesto vestido blanco. Se aproximan a ella y le preguntan que hacia dónde se dirige, ella muy tímida y nerviosa le dice que un poco más adelante. Los jóvenes deciden darle el aventón y ella se monta en el asiento trasero del auto. Uno de ellos le pregunta acerca de su nombre y ella tímidamente dice “Teresa…”

Cada pregunta que le hacían a la muchacha buscando conversación, la evadía o respondía en forma cortante. A medida que pasan los segundos el nerviosismo en Teresa va aumentando, hasta llegado un punto en la carretera cuando empieza a señalar una parte del camino y dice temblando: “Ahí, ahí… Ahí fue donde tuve un accidente y morí…” En ese momento los jóvenes gritan despavoridos mientras la cámara captura como el rostro de la joven empieza a deformarse convirtiéndose en algo atroz. La reacción del conductor fue violenta acelerando el carro a más no poder, perdiendo el control y cayendo por un precipicio donde solo David pudo sobrevivir.

El tiempo pasó y fueron muchas las investigaciones que se abrieron en torno a este caso. La cinta se pudo recuperar y el joven sobreviviente no se explica cómo pudo pasar, pues las autoridades competentes no encontraron más que el cadáver de los dos jóvenes amigos de él.

La curiosidad de David fue en aumento, llevándolo a iniciar sus propias investigaciones, enterándose que en el año 1983, en el mismo lugar donde él sufrió la experiencia, una joven que iba con sus padres murió tras un estrepitoso accidente, esa joven tuvo como nombre Teresa Fidalgo y desde entonces, han sido muchas las personas que la han visto. Se estima que ella no tiene intenciones vengativas ni nada parecido, pues se trata del alma de una persona joven que solo quiere advertir a los transeúntes del lugar.

A Curve

Sin lugar a dudas se trata de una aterradora historia que se reitera en muchos poblados a lo largo del mundo. Mujeres que salen a mitad de la noche y se encuentran con viajeros distraídos buscando un aventón y terminan desapareciendo de un momento a otro, o como en esta historia, ocasionando un terrible accidente.

Las historias contadas en mitos y leyendas son hechos palpables que muchas personas han experimentado, sin embargo, esta historia que si bien muestra una buena evidencia, es Falsa. Se trata de un cortometraje filmado por David Rebordao y titulado A Curve.

Su estilo es similar al de la bruja de Blair, donde se van narrando los hechos como si fueran sacados de la vida cotidiana. Este film lo hizo con la intención de participar en un concurso local, con fines comerciales. En la red se puede conseguir una entrevista que dio el mismo autor para una cadena televisiva donde cuenta todo acerca del proyecto.

Banshees de verdad

Lo cierto es que el mito de Teresa Fidalgo ha corrido por muchos rincones de la red y es que no es para menos, pues historias similares se han escuchado por todos lados a lo largo de las épocas (apuesto que en tu localidad o zonas aledañas existen leyendas parecidas).

Si Teresa existió o no, en este punto no lo sabemos, en primer lugar, la única manera de averiguarlo con total veracidad seria ir personalmente a Sintra en Portugal y buscar su nombre en los registros locales para ahondar sobre el posible accidente y, en segundo lugar, en la red hay demasiadas historias con este nombre como para creer si el autor se basó en un hecho 100% veraz o es parte del guión hecho para su film.

Actualmente es difícil creer en una investigación publicada en internet a menos que sea de manos de un organismo serio, avalado por la sociedad y entes