Las sirenas son criaturas mágicas provenientes del folclore y la mitología antigua. Se caracterizan por ser mitad mujer y mitad pez. Además de poseer un terrible encanto capaz de seducir hasta al más sagaz de los marineros. Pero, ¿es posible su existencia? En este artículo revisaremos los últimos datos recopilados por la ciencia y por testimonios reales que buscan dar explicación a este enigmático ser.

Los seres fantásticos son un hecho reiterativo en las culturas antiguas, pues se presentan a lo largo de toda la historia (Gnomos, dragones, gigantes etc.). Las sirenas, quizás sean una de las criaturas acuáticas más fascinantes que conocemos, pues desde la antigua Grecia, aparecen en diferentes relatos, donde se consideraban como mujeres Ave (similar a las Harpías). Años más tarde, en un escrito (que se presume fue hecho a principios del Siglo VIII) llamado Liber Monstrorum, se cambió su imagen a lo que conocemos hoy en día. Hermosas, de largas cabelleras y sobretodo, una dulce pero hipnótica voz, las sirenas están presente en las leyendas de pueblos costeros alrededor del mundo.

De hecho, en muchas historias también se hace alusión al Macho de esta especie, conocido como el Tritón, siendo un poco más monstruoso y menos abundante que sus contrapartes femeninas. Pero, ¿De verdad existen?

El famoso Documental

En el año 2015, la cadena de televisión orientada a difundir Ciencia mediante estudios basados en pruebas palpables, Discovery Channel, transmitió en uno de sus canales (Animal Planet), un documental acerca de las sirenas y una teoría bastante coherente sobre su posible existencia.

Este estudio fue basado en la recopilación de una serie de avistamientos a lo largo del mundo (muy similar a los documentales hechos acerca de Pie Grande, Animales extintos, entre otros). En su mayoría muestran a seres humanoides, con cola de pez capaces de nadar a grandes velocidades y que emiten sonidos nunca antes registrados. Estos humanoides no son como la típica sirena hermosa y de figura esbelta, todo lo contrario, se trata de criaturas con características de pez en todo el cuerpo y sobretodo, poco cabello.

El documental plantea una teoría que podría explicar la presencia de estos seres, denominándolos como “El Simio Acuático”. Para entender esta teoría se debe partir del hecho evolutivo al que el ser humano se ha expuesto a lo largo de las épocas.

Según la ciencia  venimos del simio, adaptándonos a los diferentes  tipos de ambiente en donde nos ha tocado vivir. Sin embargo, existe la posibilidad de que tengamos un pasado acuático, ya que se presume la existencia del hombre (o simio) en escenarios marinos.

Además, se sospecha que por mucho tiempo, nuestros ancestros tuvieron  rasgos (e incluso partes enteras del cuerpo) similares a los de un pez, facilitando su desenvolvimiento en este tipo de ambientes.

Varios biólogos y científicos defienden esta teoría, asegurando que no todos los “Simios acuáticos” salieron a la tierra y por ende no cambiaron su fisionomía como nosotros. Estos simios, pudieran ser las “Sirenas” que han grabado los aficionados en los últimos años.

El documental fue un rotundo éxito, rompiendo con todos los records de audiencia alcanzados por la prestigiosa cadena, pero, no todo lo que brilla es oro. A pesar del creciente interés colectivo por el tema y los videos que empezarían a surgir desde entonces, La Agencia Federal de Oceanografía de Estados Unidos (NOAA) hizo un documento en respuesta a esta tendencia, afirmando que no se cuenta con prueba científica que asegure la existencia de estas criaturas.

Además, el documental hecho por Discovery Channel dice explícitamente en los créditos al final del mismo, que se trata de una obra de ficción y que la mayoría de escenas mostradas son un dramatismo hecho en computadora. Realidad que desilusionó a muchos seguidores del tema.

sirenas reales

Otras Pruebas

No podemos pasar por alto la cantidad de pruebas que surgieron en el siglo XX, donde se pasaron por diferentes etapas de asombro e incredulidad, que abarcaban desde extrañas figuras de circo hasta obras de arte creadas por taxidermistas. Incluso, se menciona que muchos pescadores en Oriente construían sus propias sirenas, utilizando muñecas y restos de sus pescas para crear criaturas parecidas a lo que conocemos como sirenas, por supuesto, haciendo con ello algo de dinero extra, ingenioso ¿no?

Lo que sí es un hecho, es que en Japón podemos encontrar restos de lo que se presume fue una Sirena. Residen en una isla al norte del país, llamada Kyushu, cuya ciudad capital es Fukuoka y en uno de sus siete barrios existe un pequeño templo conocido como Ryuguji. En este templo los visitantes pueden ver los restos de una sirena, que según la historia, llegó a tierra firme en el siglo XIII tras la construcción de un muelle en la región. No se sabe a ciencia cierta qué pasó con esta criatura, pero se asegura que está enterrada en uno de los pasillos del templo.

En el siglo XVIII tras unas reformas a la edificación, se desenterró lo que había en el lugar sacando 6 partes del fósil, dejando el resto intacto. Estos 6 huesos se exhiben desde entonces en el templo y forman parte del turismo local. Cierto o no, muchas personas afirman de su veracidad aunque otras dicen que se trata de algún animal desconocido para la época

Lo que podemos concluir es que hay mucha evidencia y a la vez ninguna, la mayoría son creadas con fines comerciales y aún se desconoce (al menos por el público general) de alguna prueba contundente.

De lo que podemos estar seguros, es que han estado muy presentes en la historia de la humanidad: Odiseo lucha contra su encanto en el famoso relato de Homero; Cristóbal Colón hace mención en sus escritos sobre hermosas mujeres encontradas en Altamar; en las islas Británicas se conocen con otros nombres, pero su descripción concuerda con el resto; En oriente se habla de ellas como seres divinos que viven en el mar y cuyas lágrimas se convierten en perlas, entre muchas otras… ¿Acaso no es curioso que su presencia se menciona en diferentes sitios y épocas?

Realidad o ficción, las sirenas es algo que despierta fascinación tanto en hombres como en mujeres, por lo que la investigación y las evidencias es algo que seguirá latente en el colectivo del misterio y lo oculto. ¿Para ti son reales?