Durante años hemos escuchado de leyendas de pueblos que nos impactan que son misterios de esos antepasados y que aún causan conmoción por la realidad de esos sucesos y es que lo desconocido siempre es causa de temor para la especie humana, las razones pueden ser muchas, lo cierto es que no encontrar la explicación de situaciones fuera de lo normal ha sido causa de investigación en estas leyendas.  

Las leyendas de terror reales, cambian, se adaptan y se transforman, de acuerdo a los escenarios una historia muy cercana es la de La Llorona, que se nos ha presentado en un sinfín de versiones, hay quienes aseguran que se trata de la malinche que llora por el pueblo mexica, existe una adaptación donde señalan que es una madre que perdió a sus hijos y los reclama cada noche.

Lo cierto es que esta leyenda ha convivido en muchos espacios y se ha hecho parte de las raíces de muchos pobladores, según sus creencias.

Impactantes leyendas de terror reales.

  • La leyenda de Pascualita: el maniquí del terror

Para muchos es conocida como “la novia más bonita de Chihuahua”. Desde marzo de 1930 los detalles realistas y la incomparable hermosura de una mujer se posaba en un maniquí y cautivan a todo aquel que pasa por el aparador de un  local comercial conocido como La Popular donde exhiben vestidos para novias.

La dueña del local Pascualita Esparza Perales de Pérez llamó a su maniquí  “Chonita”, que llenó de misterio el lugar desde su aparición, muchos aseguraban que se trataba de una mujer disecada.

Desde entonces todo el que se acercaba a la tienda comenzó a impresionarse por el parecido que tenía con la dueña del local, y hasta la apodaban “La Pascualita”.

El maniquí lucía un perfecto acabado en la cera, ojos de cristal, sus pestañas y cabello eran de implantes reales, a diferencia de los otros maniquís su mirada se mantenía inerte, viva y aseguran que irradiaba emociones.

El local de vestidos para novias se fue llenando de misterios, los empleados, compradores y pobladores aseguraban que la novia que lucía los mejores diseños estaba viva y era capaz de moverse por la noche cuando la tienda estaba cerrada.

La dueña del local murió y los relatos continuaron, muchos afirman que Chonita sonreía desde la vidriera a las personas que pasaban por la calle y hasta los empleados llegaron a verle pequeñas venas rojas en los ojos cuando se dedicaban a vestirla con las nuevas colecciones.

Muchos han sido los misterios que acompañan a esta leyenda, hay quienes afirman que con la muerte de la dueña del maniquí, esta se encuentra vagando entre la ciudad tras el supuesto fallecimiento de una hija, quien fue asesinada por la depresión de un enamorado celoso en el altar esperando a su prometido.

También cuenta que la dueña de La Popular, sufrió la pérdida de su hija y llena de dolor, decidió embalsamar a su hija, recubrirla de parafina y cera, y vestirla con los más hermosos vestidos. Y de esta manera, su hija tendría un eterno homenaje en la estantería de su tienda.

Sin embargo, la leyenda que ha sido objeto de investigación por sus misterios en la concurrida ciudad, han descubierto que el único descendiente de La Pascualita fue un varón de nombre Enrique.

Esta leyenda ha llevado a miles de turistas y curiosos a pasearse por la ciudad de Chihuahua y llegar al local de La Popular para admirar la belleza del maniquí que protagoniza esta leyenda y hasta las novias se disponen a buscar uno de la colección que ha lucido La Pascualita como amuleto para la eternidad en matrimonio.

  • La Leyenda de la Bruja de Blair

Una leyenda muy antigua del  antiguo pueblo de Blair ubicado al norte de Marylan. Trata de una anciana llamada Elly Kedward, quien se valió de engaños para llevar a niños del pueblo a su casa y extraerle sangre.

Los niños asustados le contaron a sus padres, quienes llenos de ira, ataron a la mujer a una carretilla y la llevaron al bosque, donde la abandonaron a la muerte en pleno invierno.

El misterio inició tras un año, con la desaparición de la hija del magistrado, de esta manera se fueron sumando las desapariciones; el principal acusador de la anciana quien la señaló como la bruja de Blair también se perdió entre el bosque y antes de culminar el invierno, casi la mitad de los niños de la ciudad se habían perdido sin dejar rastro, incluyendo a todos los acusadores.

A esta leyenda se suma la desaparición de Heather Donahue, Joshua Leonard y Michael Williams, tres estudiantes de la Universidad de Montgomery, que penetraron en el bosque de Blair para desarrollar un documental sobre Elly Kedwards, “la Bruja de Blair, pero después de aquel día en octubre de 1994 y haber logrado la entrevista con los habitantes de Burkisville, no fueron localizados.

  • La isla de las muñecas

En esta leyenda conocerás de una isla ubicada en México, el misterio es que entre esta hermosa maravilla ubicada en Xochimilco se encuentran un paraje donde solamente habitó Don Julián Santana Barrera durante más de 25 años y que hoy presenta una escena de terror, con innumerables muñecas colgando desde los árboles.

Por ser muñecas no se trata de un museo de ternura, en la desolada isla miles de muñecas antiguas abandonadas a modo de ofrenda, algunas de sus cabezas se exhiben clavadas en estacas, mientras que otras permanecen colgadas de los árboles.

Cuenta la leyenda que remonta desde el año 1950, que el propietario del terreno, decidió colgar las muñecas como protección contra los malos espíritus, todo esto porque pensaba que había sido maldecido al encontrar el cadáver de una niña a orillas del río.

Desde entonces el hombre comenzaba a ser el protagonista de episodios paranormales: oía voces, pasos y el llanto de una mujer, por lo que decidió colocar muñecas por la isla para ahuyentar el alma de la chica. Su obsesión llegó hasta tal punto que pasaba las horas buscando muñecas en la basura y en los canales de Cuemanco.

El hombre murió de un infarto en el 2001 cuando se encontraba a orillas del río, justo después de comentarle a su sobrino que una sirena quería llevárselo. Ahora, el lugar se ha convertido en un sitio turístico y las autoridades de la región se plantean crear un museo para conservar las muñecas.