Vivimos en una era tecnológica donde cada día surgen nuevos inventos capaces de hacer cosas que anteriormente eran imposibles hasta de imaginar. Sin embargo, nunca es suficiente y seguimos buscando más allá de nuestros sentidos. En este artículo, estudiaremos el caso de dos fotógrafos ingleses que afirman haber fotografiado Hadas, Hadas Reales.

Pero antes… ¿Qué es un hada? ¿Es Campanita?

Las hadas son criaturas fantásticas que junto a los gnomos, sirenas, duendes, gigantes, etc. han estado presentes en los diferentes mitos y leyendas de algunas culturas antiguas. Se dice que son seres mágicos, generalmente mujeres con enorme belleza y que brotan de su espalda alas de Mariposa con las que pueden volar. Dependiendo del cuento o la leyenda (Incluso de la mitología) su apariencia física varía y sus facultades mágicas también. Algunas son de tamaño equivalente al humano, otras tan pequeñas como un colibrí, pero todas con un corazón bondadoso y ganas de ayudar a los transeúntes que se crucen por sus caminos, pues en su mayoría, ellas se presentan cerca de ríos y bosques, dado que su propia definición siempre las ubica cerca de la naturaleza.

Se dice que a las hadas les gusta la música y los juegos. Son divertidas y en algunos cuentos las dotan con la capacidad de cambiar de forma, ya que se aparecen ante los viajeros de muchas maneras, como árboles, flores, animales, etc.

Su vestuario por lo general es representado con elegantes pero sencillos vestidos llenos de accesorios naturales. Muchos artistas a lo largo de la historia han tratado de representar su belleza, como John Atkinson Grimshaw quien hizo su representación en el año 1879 o Sophie Gengembre Anderson  con su genial versión un poco más parecida a una mujer humana.

En la actualidad se conoce en gran medida a personas inspirados en las Hadas mitológicas, y es que en general la industria del entretenimiento (cine, televisión, comics, etc.) siempre ha buscado referencias en historias y leyendas antiguas. El caso más conocido es Campanita de Peter Pan o la típica imagen protectora del Hada Madrina. Hay tantas versiones como artistas en el mundo.

En serio… ¿Es posible su existencia?

¡Pues claro que sí!, evidentemente la ciencia oficial niega rotundamente su existencia por no encontrar prueba fehaciente, pero hay que estar consciente que vivimos en un mundo con muchas cosas por estudiar, territorios inexplorados y una gran cantidad de criaturas desconocidas por el hombre. ¿Nos cerraremos sólo porque no se ha encontrado una antes? Sé que es difícil imaginarse su existencia, pero tampoco es imposible. Analicemos ahora los casos de los Fotógrafos mencionados al principio de este artículo.

John Hyatt

El Director del Instituto para la Investigación y la innovación en el Arte y el diseño de la Universidad Metropolitana de Manchester, afirma que logró capturar con su cámara fotográfica más de una evidencia de lo que parece ser no un Hada, sino un grupo de Hadas reales en el Valle de Rossendale, alrededor del año 2014.

Si bien él es un fotógrafo profesional de trayectoria reconocida, mucha gente asevera que se trata de una edición fotográfica, sin embargo, la serie de fotografías capturadas por el señor Hyatt, se exponen en el Museo Withaker ubicado cerca del Valle de Rossendale y él, da su palabra de que no hay alteración alguna en esas fotografías.

En la fotografía que se hizo viral en las redes sociales, se puede apreciar un grupo de seres muy pequeños, brillantes y que no se parecen a nada antes visto. De hecho, el fotógrafo a sabiendas de que muchos iban a pensar que se tratase de algún efecto óptico creado por el azar, decidió capturar algunos insectos alados de la zona, como mariposas y moscas, obteniendo resultados muy diferentes a los expuestos. La colección de fotografías ha sido llamada “Las Hadas de Rossendale”.

Lisa Wildgoose

En este caso, hablamos de una fotógrafa profesional de 42 años residente en Northampton, Inglaterra. Lisa en una de sus jornadas de trabajo, estaba fotografiando el bosque de Bluebell, cercano a Towcester. Todo iba normal, hasta que llegó a su casa y revisando el material recién logrado, se topó con una anomalía en una de sus fotografías. Se trataba a priori de un insecto, pero al acercarse y detallar a la criatura, se logra apreciar una silueta humanoide, con pies (o zapatillas en tal caso) brillantes y con cierto color claro en el cabello.

A primera instancia, ella dudaba de lo que era, pensó que estaba viendo cosas donde no las hay, pero decidió consultar con diferentes personas y todas concluyeron que se trataba de un ser no antes visto al menos por ellos. Se trata de un ser desconocido pero que encaja a la perfección con la descripción clásica de un Hada. Una fotografía muy creíble.

Ambos casos resultan interesantes y provienen de fotógrafos profesionales con cierta trayectoria. Los dos afirman total transparencia en las imágenes, sin embargo, muchos escépticos siguen pensando que se trata de algún insecto o criatura poco conocida, otros libremente opinan que es un fotomontaje.

En tal caso la pregunta sería ¿Y ellos que ganan con eso? Pues se trata de dos fotógrafos veteranos y consolidados, no obstante, las dos posturas son totalmente válidas y respetadas. ¿De qué lado estás tú? Antes de responder, déjame presentarte una tercera opción, quizás subestimada por muchos.

Otras dimensiones

Recientemente, ha surgido una ola de personas con fines espirituales que buscan respuestas más allá de este plano. Estos métodos no son avalados por la ciencia oficial pero sus practicantes aseveran que han tenido vivencias extrasensoriales impresionantes y que todo lo sobrenatural es real y está presente todo el tiempo en nuestras vidas. Se cree que hay otros mundos además del conocido y que están todos solapados unos con otros, pero a distintas frecuencias por lo que no existe interferencia alguna.

Para encontrar hadas, afirman estas personas, que no es necesario viajar a países europeos, pues ellas habitan en la naturaleza en general, ya que sostienen una conexión directa con la Madre Tierra. Lo que se necesita es ser puro de corazón, tener buenas intenciones y un amor profundo por el prójimo y la naturaleza.

Sea un camino u otro, hay que destacar la presencia de seres fantásticos en todas las culturas del mundo, incluso, en culturas separadas por tiempo y espacio, lo cual incrementa la curiosidad y fascinación de todos aquellos seguidores y amantes del misterio. Ahora sí, ¿Tú que crees?