misterio_objeto_g2

Durante muchos años, los astrónomos han permanecido desconcertados por un misterioso objeto extraño en el centro de la Vía Láctea pensando que era una nube de gas de hidrógeno que se dirigía hacia un enorme agujero negro de nuestra galaxia.

Después de haberlo estudiado durante los últimos meses en su posición más cercana al agujero negro, los astrónomos de UCLA (Universidad de California en Los Ángeles) creen que han resuelto el misterio del objeto G2.

Andrea Ghez y se equipo, profesora de física y astronomía en UCLA College, precisó que lo más probable es que el objeto G2 sea un par de estrellas binarias que había estado orbitando el agujero negro juntas y se fusionaron en una estrella extremadamente grande, envuelta en gas y polvo. Sus movimientos eran dirigidos por el campo gravitatorio de gran alcance del agujero negro. La investigación se publicó ayer en la revista Astrophysical Journal Letters.

Los astrónomos habían dado por sentado que si G2 hubiera sido una nube de hidrógeno, podría haber sido desgarrada por el agujero negro dando lugar a una especie de fuegos artificiales celestiales resultantes habrían cambiado drásticamente el estado del agujero negro.

G2 sobrevivió y continuó felizmente en su órbita; una simple nube de gas no habría hecho eso“, explica Ghez en la información de UCLA. “A G2 básicamente no le afectó el agujero negro. No hubo fuegos artificiales“.