Código binario, Crop Circles, Código extratterestre binario de Irlanda y/o Código planetario.

En el año de 1974, el famoso científico Carl Sagan para comunicarse con seres extraterrestres, realizó un mensaje con código binario de desplazamiento inferior, siendo éste el lenguaje más simple y universal más conocido posible. El mensaje fue transmitido en varias ocasiones y decía que la humanidad es una forma de vida basada en carbón de seis pies de altura, y que vivimos en el tercer planeta de nuestro sol, entre otras informaciones.

código extraterrestre

Comunicación con extraterrestres.

El 14 de agosto del 2001, un crop circle o formación de cultivo, (véase imagen izquierda inferior) apareció en los campos de Inglaterra conteniendo al parecer una respuesta; se trató de un mensaje binario en el mismo formato exacto que el que fue enviado por el científico Carl Sagan. El mensaje extraterrestre decía que los extraterrestres son una forma de la vida en base de silicone, ocupando los planetas 2 º, 3 º y 4 º de su sistema solar; que ellos son de cuatro pies de alto y tienen cabezas y ojos más grandes que nosotros.

La traducción literal de uno de los mensajes que supuestamente hemos recibido:

Cuidado con los portadores de regalos FALSOS y sus promesas incumplidas. Mucho DOLOR pero aún a tiempo. CREER. Hay cosas buenas. Nos oponemos al engaño. CIERRE conducto”.

También supuestamente, en uno de los mensajes de los extraterrestres se advertía de los atentados a las torres gemelas del 11 de Septiembre.

 

-Otro mensaje recibido: EL CÓDIGO BINARIO DE IRLANDA o código binario planetario

James W. Penniston (de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de Norte América) es un testigo de los acontecimientos de 1980, luego de que fuera asignado al Ala de Combate Táctico y el Escuadrón de la Policía de Seguridad de la Base Aérea de Bentwaters. Un misterioso encuentro le cambiaría la vida… Al suceso se le llamó “El caso Rendlesham”. El hombre rompió el silencio y reveló todo, pasados 30 años: dice que toco la nave extraterrestre presuntamente estrellada en dicho caso, y tuvo una descarga telepática, en la cual recibió información de imágenes y números. Eran unos y ceros que no desaparecieron hasta que las escribió después en su casa. Era indudablemente un código binario, siendo este un tipo de comunicación simple y universal, que se entiende fácilmente gracias a las matemáticas, incluso entre seres que hablen lenguajes distintos. Por lo anterior, una civilización extraterrestre podría comunicarse con la humanidad si conocieran o usaran los números, que seguramente así debe de ser pues se trata de un entendimiento universal que guarda estrecha relación hasta con las astrología.

Penniston reveló esta información hace poco; en el pasado no intentó descifrar el código debido a sus desconocimiento al respecto, pero en octubre del 2010 le confió seis páginas de sus “unos y ceros” (véase en la imagen derecha inferior) escritos a mano, a un experto programador de computadoras, con la esperanza de que fuera traducido. Y… ¡Sucedió!

El mensaje:

Exploración de la Humanidad

52°09’ 42.532” N

13° 13’ 12.69” W

CONTI ( NUA )

PARA AVAN ( CE ) PLANETARIO

 

El programador supuso que la sección numérica, se trata de coordenadas de navegación.

Las coordenadas corresponden y coinciden sorprendentemente a una zona cerca de Irlanda (por ello algunos han llamado el mensaje: “El código binario de Irlanda” o código planetario de Irlanda, y las coordenadas exactas coinciden donde se cree que existió una isla llamada HY BRASIL, de acuerdo a una leyenda celta; y que dicho lugar fue un hogar de una civilización miles de años adelantada a su tiempo… Muchos investigadores están seguros que la zona se trata de lo que fuera la otra Atlántida. Hay quienes piensan a razón de lo anterior que el mensaje bien podría ser extraterrestre, o de una civilización avanzada que tal vez vivió en la Tierra hace miles de años… ¿Nosotros en el futuro? Esta es una hipótesis que algunos investigadoresdel fenómeno OVNI creen. Tal vez las visitas de los extraterrestres, por mucha ciencia ficción que parezca, pudieran ser en realidad visitas de nosotros mismos en el futuro, una vez que hayamos incluso transformado nuestra forma genética y física debido al acondicionamiento del espacio. Una nueva raza que tal vez venga de nosotros mismos y que intentan regresar para cambiar ciertos acontecimientos. Esa es sólo una teoría, que si no fuera cierta, de todas formas queda la incógnita sobre las comunicaciones que ya se han tenido supuestamente con extraterrestres en este tipo de mensajes. En definitiva, todo un misterio que tal vez algún día logremos resolver…